El sábado vivimos y compartimos una experiencia creativa un grupo de mujeres que por diversas circunstancias no hemos tenido hijxs físicos. Fue un precioso taller de conexión con una misma y con el grupo.

Un grupo de mujeres valientes que mostraron y compartieron su duelo, incertidumbre, enfados y huellas que dejan las experiencias. Pero sobre todo la sabiduría que se adquiere  de las vivencias dolorosas tras truncarse sueños y anhelos.

Trabajamos con el arquetipo de la Madre interna sana que sabe darnos lo que necesitamos en cada momento. Conectamos con el cuidado hacia una misma y la escucha interna para auto-observación de cómo estamos y qué queremos. Dejamos atrás expectativas para aceptar que las cosas son tal y como son, con la conciencia de la fortaleza que se adquiere tras el levantarse ante cada caída.

Bailamos, celebramos  y disfrutamos en tribu, sintiendo el placer de darnos ese espacio de libertad sin juicios y dejar que nuestro útero o útero energético, hiciera su función de centro de percepción y toma de decisiones para que expresara libremente desde la creación, integrando la vivencia y dándole una salida creativa.

Gracias Mujeres, Grandes Madres, sin hijxs físicos, por confiar y entregaros al Gozo de la magia del Arte compartido.

Gracias a @glorialabay_lavidasinhijos, por hacerlo posible.

Categorías: Arteterapia

2 comentarios

Sandra · 12 de julio de 2021 a las 20:31

Muchas gracias, fue muy enriquecedor.

Paula · 12 de julio de 2021 a las 22:28

Fue una experiencia preciosa, con mujeres que ya conozco y con otras, como Silvia, que veía por primera vez, y aún así me sentí conectada con todas por igual… Silvia es entrañable y te anima a disfrutar la experiencia y soltar/soltarte. Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *